El mambo y Pérez Prado 100 años después en Matanzas

Por: Brian Pablo González Lleonart

El rey del mambo volvió en su centenario a la ciudad que lo vio nacer un 11 de diciembre de 1917 en la casa no 166 de la Calle Tello Lamar. Matanzas le rindió por estos días homenaje a uno de sus más controvertidos hijos, rebelde, de esos que abandonan el hogar para realizar sus sueños; pero siempre con el corazón de su terruño en cada composición, porque  en el caso de Dámaso Pérez Prado le debe mucho el escuchar rumba mañana, tarde y  noche y   el nacer en la tierra del danzón.

Durante los días 8, 9 y 10 de diciembre en vísperas del cumpleaños número 100 se  realizó un coloquio sobre la vida y obra del destacado músico que puso a bailar mambo hasta las japonesas. El mismo se desarrolló en la Casa de la Memoria Escénica de la urbe yumurina,  entre las actividades  destacan la proyección de los documentales    ¿Quién inventó el mambo?Pérez Prado y Matanzas de las realizadoras Gloria Torres y Ana Valdés Portillo respectivamente .Conversatorios como el de Iván Restrepo investigador y amigo personal del creador del mambo y la ponencia magistral  Lo performático en Pérez Prado a cargo de la Dr Vivian Martínez Tabares.

El momento cumbre sin dudas fue el estreno mundial de la obra teatral Yo soy el rey del mambo  de Ulises Rodríguez Febles. La puesta estuvo a cargo del grupo mexicano Conjuro  en la sala  del Teatro Papalote y contó con la actuación del quinteto de metales Atenas Brass Ensemble, todos bajo la dirección de Dana Stella Aguilar.

La puesta concebida como musical demostró la capacidad histriónica de los actores quienes cantan  y bailan  mientras asumen  diversos roles sobre las tablas,  lo que representa un gran reto según refiere  Gerardo Trejoluna al asumir el papel protagónico.  El mambo drama como lo define su autor, el dramaturgo Ulises Rodríguez Febles, es un pastiche en el que se mezclan música, escenografía y juego de luces que atrapan al espectador desde la apertura del telón.

Yainet Guerra  una de las asistentes, considera la puesta un hermoso regalo a la ciudad de Matanzas porque se trae al presente la legendaria figura de Pérez Prado y se devuelve a su ciudad natal   la musicalidad del mambo.

Rodríguez Febles dice sentirse satisfecho con la puesta en escena  luego de pasar tres años concibiendo el proyecto, además agradeció a todas las instituciones y personas que hicieron posible el sueño de revivir la figura del  ¨rey del mambo¨. Y agrega que concibió  un Pérez Prado enigmático, neurótico, extravagante  porque así se imaginó a un  controvertido genio musical que dio y da mucho que hablar.

El musical ganador de la beca otorgada por Efiteatro México prosigue su andar a las provincias de Cienfuegos, Sancti Spíritus  y La Habana,  para continuar su periplo internacional en México en abril del próximo año, para beneplácito del público mexicano.

Matanzas hoy es capital del mambo, debemos aprovechar el día para mover los pies y dejarnos contagiar  con su música  y exclamar: ¡Mambo que rico  e´e´e´!

2 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*