Prácticas pre-profesionales: el inicio del camino.

Estudiante de Periodismo en las prácticas laborales.

Recuerdo la sensación la primera vez que vi mi nombre en el Semanario Girón. Por sencillo que fuese, el simple hecho de ver plasmado en aquellas páginas algún trabajo, se convertía en motivo de alegría y satisfacción para los 16 estudiantes que nos encontrábamos en las prácticas pre-profesionales de primer año de la carrera de Periodismo.
Las prácticas laborales constituyen un momento trascendental dentro del proceso de formación de un periodista, pues en ellas este tiene la posibilidad de interactuar de manera directa con un centro laboral y familiarizarse con su futura profesión. Además de realizar diferentes trabajos en los que pone de manifiesto los contenidos recibidos en la academia. El necesario binomio entre teoría y práctica se convierte en uno de los eslabones fundamentales para fomentar dicha formación.
Como complemento educativo contribuye también a desarrollar en los estudiantes un conjunto de valores éticos y profesionales, necesarios para la labor a desarrollar después de graduado. Entre esos valores se encuentran la ética como ciudadano y profesional, la puntualidad en todos los aspectos relacionados con sus funciones; la excelencia en el desarrollo de su trabajo; la creación de hábitos de investigación y perfeccionamiento constante en la actividad que realiza; la honestidad en su comportamiento; la utilización de un lenguaje adecuado a su nivel profesional y la mayor exigencia posible consigo mismo. Además en este período vive las jornadas productivas del medio, lo que le ayuda a tener una noción de lo que será su futuro trabajo.
Enfrentarse por primera vez a la experiencia de “trabajar” impone responsabilidad y esfuerzo por parte de los aprendices, pero también exige rigor y disposición de los tutores que los orientarán en esta etapa, para una vez concluída, los estudiantes posean las herramientas mínimas para desempeñarse en el medio.
Este es solo el inicio de un largo camino, solo la experiencia y la práctica día a día, dotarán al profesional de las habilidades y capacidades para desempeñarse de forma óptima en su labor.

Por: Yereisy Hernández González y Catherine Abreu Acosta.

Foto: Alfredo Herrera Sánchez.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*